¿Cómo funciona el revolucionario sistema ADAS de tu vehículo?

Los sistemas avanzados de asistencia al conductor de ADAS utilizan datos recibidos de múltiples fuentes. El «cerebro» del sistema combina la información generada por toda esta información y proporciona un reconocimiento confiable del entorno.

Los sistemas avanzados de asistencia al conductor ADAS deben proporcionar un reconocimiento fiable del entorno del vehículo para detectar situaciones de riesgo y poder ayudar al conductor. Esta imagen virtual de todo lo que sucede alrededor del automóvil se genera a partir de la información que la unidad de control del sistema recibe de varias fuentes. Pero, ¿Quiénes son estas fuentes, qué datos proporciona cada una y cómo se complementan entre sí? Por un lado, según Carglass, puede haber un conjunto de sensores: cámara, radar, ultrasonido y láser LIDAR. Y algunos sistemas también pueden recibir información vial tridimensional detallada del sistema de navegación.

– Cámara: Es la parte principal del sistema y suele instalarse en la parte superior media del parabrisas. Por esta razón, al reemplazar un parabrisas, las cámaras deben retirarse del vidrio roto, reinstalarse y recalibrarse para garantizar que funcionen con la mayor precisión y brinden la información correcta a los sistemas de seguridad.

Estas cámaras tienen muchas ventajas, como un amplio campo de visión (desde 50 ma 500 m, hasta 180º) y la capacidad de reconocer colores. La cámara registra objetos espacialmente, determina sus distancias e identifica espacios vacíos. Gracias a varios algoritmos e inteligencia artificial (IA), también pueden reconocer de forma fiable a peatones, animales y objetos y leer letras y números en las señales de tráfico. Por supuesto, una cámara solo puede «entender» lo que se clasificó previamente en su software. 

A pesar de su capacidad de visión, las propias cámaras no podrían proporcionar información a los sistemas de seguridad ADAS: provocan problemas de visión si están sucias, lloviendo, nevando o con niebla; y también está sujeto a ilusiones ópticas naturales.

– Radar: El radar, normalmente instalado detrás de la parrilla delantera del vehículo, detrás del plástico protector, se utiliza como ayuda para detectar objetos tanto estáticos como en movimiento. Gracias al efecto Doppler, puede determinar con precisión la velocidad relativa, la distancia y la posición de los objetos alrededor del vehículo. 

Tiene un rango alto (250 m y 360º), es inmune al mal tiempo y mide todos los valores relevantes (ángulos, distancias, velocidades, parámetros del material) sin cálculos. La debilidad del radar es que no tiene «capacidades semánticas», es decir, no puede reconocer ciertas formas, colores y objetos.

– LiDAR: Se trata de un sensor caro y complejo que será clave en la conducción autónoma del futuro, pero actualmente solo unos pocos vehículos lo tienen. La ventaja del láser LIDAR (abreviatura de detección de luz y rango) es su capacidad para medir con precisión 3D (distancia, posición y altura) en distancias muy largas (en el rango de 200 m). 

Pero necesita el apoyo de otros sensores, porque su alcance se reduce mucho con niebla, lluvia o clima sucio, y no reconoce colores, aunque puede reconocer materiales.

– Ultrasónicos: se instalan en el parachoques y son muy fiables. Usan tecnología de sonar (como los murciélagos) al enviar pulsos de ultrasonido que rebotan en objetos y analizan sus ecos para obtener información. Eso sí, solo se utilizan para sistemas de asistencia al conductor relacionados con el estacionamiento de vehículos, ya que tienen un alcance de 6 metros y solo funcionan a bajas velocidades.

– Sistema de navegación: algunos automóviles también utilizan datos de mapas digitales en 3D generados por el sistema de navegación. Su gran ventaja es que no dependen de un determinado sensor de intervalo: su información (dibujo 3D de toda la red de carreteras) está registrada, lo que le permite generar una fila virtual.

Los mapas ADAS brindan información vial de alta calidad para algunos sistemas de navegación, incluidos datos precisos sobre pendientes, carriles, curvas o límites de velocidad. Además, estos mapas se alimentan y actualizan constantemente con información de los millones de vehículos que los equipan. 

Por ejemplo, los datos de alta precisión sobre la curvatura y la pendiente de la carretera ayudan a los sistemas de control de crucero predictivo a frenar y acelerar activamente. También ayudan a los sistemas de control ADAS y al mantenimiento de carriles en secciones de autopistas y cruces complejos al proporcionar información valiosa sobre el número de carriles, conexiones de carriles, tipo de divisor de carril o forma de cruce. Los mapas del sistema de navegación también proporcionan al sistema ADAS información sobre los límites de velocidad de la carretera, los semáforos o las señales de tráfico.

Chilelift

Chilelift

Chilelift Ltda. es una empresa chilena que nace por el aumento del parque automotriz y las necesidades de nuestros clientes por contar con máquinas y equipos de calidad para sus talleres.

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en skype
Compartir en whatsapp

Artículos relacionados

Envíanos un mensaje

Consulta por nuestros servicios especializados

Llámanos al
ATENCIÓN PRESENCIAL Y ONLINE

Síguenos

Diseño web por Rocket Media

Abrir el chat
¿Necesitas ayuda?